Diario de obra – Capítulo 5

Hola amig@s!!! Muchos avances están sucediendo en la sede oficial de Casa DIY, estamos cerca de cerrar una primera etapa para dejar habilitados los ambientes que funcionarán como vivienda. Llevamos más de cuatro meses en obra y ya estamos en ese momento tan temido de cansancio extremo y el presupuesto que se va agotando. Así que se vienen las complejas decisiones de qué proyectos priorizar y cuáles quedarán para más adelante. Dificilísimo!!!

Y aunque es probable que no lleguemos a terminar todos los proyectos que habíamos planeado, es cuestión de tener paciencia, todo se va a ir haciendo tarde o temprano. Si miramos para atrás, todo lo que hicimos hasta ahora es un montón! En este momento dejamos la casa por unos días para que hagan el pulido y plastificado de los pisos de pinotea. Me genera mucha ilusión volver y que el piso, tan castigado durante la obra, recobre todo su esplendor. Ya falta menos!

habitación anteshabitación después

Al fin terminamos las paredes de la habitación. Se revocó, se emparchó, se dejó respirar un buen tiempo y después pintamos sobre el cemento. La montaña con todas nuestras cosas se mudó ahora al patio, mientras hacen el piso. Después de cuatro meses, finalmente vamos a poder desembalar nuestras cosas y dejar de vivir tipo camping. Enhorabuena!

cornisacornisa 2

Aquí mi socio y el gran obrero que el destino nos mandó, tapando caños y poniendo en forma la cornisa. bañito antesbañito después

Después de reparar las paredes, pinté el bañito del patio con este verde que nunca falla. La puntura me había quedado de un techo que pinté en la casa anterior, así que costo cero, un golazo. Planeo hacerle una especie de patrón, tipo collage, ya van a ver, no quiero adelantarme.

taller 1

Para mi taller, un poco por motivos de fuerza mayor y otro poco por hippie, decidí dejar el ladrillo a la vista para las paredes y pintar de blanco. Nos habíamos resistido a hacerlo en el living porque -como dice mi socio- “da muy centro cultural”, pero el taller tiene su licencia bohemia y va a quedar espléndido. Aunque el costo de materiales es mínimo, la mano de obra… mamita querida. Picar fue bastante fácil, son paredes viejas, enseguida cae el material, pero después hubo que cepillar ladrillo por ladrillo para retirar los restos de material que quedaban pegados. Esto implica fumarse una nube de cemento que no te deja respirar, ni ver ni vivir. Todavía estamos trabajando en ese cuarto, ya vendrán más imágenes.

ringo y la lluvia

Cuando hicimos la mudanza y arrancó la obra, teníamos preocupación por mi perro. Ringo es ciego y vivir en un espacio en donde las cosas van cambiando de lugar todos los días, más los andamios, las escaleras, las bolsas de escombros, las herramientas y demás, podía ser complicado, peligroso y estresante para todos. Por suerte, el tipo tiene un poder de adaptación increíble y una actitud de cachorro feliz que no se agota nunca aunque pasen los años. Ringo aprendió a subir y bajar las escaleras solo, esquiva todo tipo de obstáculos como un campeón y se mete en lo de la vecina a coquetear con una beagle regordeta. Aquí lo vemos percibiendo la lluvia, usando sus poderes de ecolocalización, a lo Daredevil. Lo amo.

collage corazones

Dentro de la mugre y el despelote que es la casa, van apareciendo estos misteriosos mensajes.

El próximo capítulo ya se viene con el piso terminado, que emoción! Buena semana para tod@s!!! Sabrina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s