Diario de obra – Capítulo 3

Hola! Tantísimo tiempo sin pasar por acá, hoy traigo novedades de cómo viene quedando la sede oficial de Casa DIY. Lo primero de todo es que ya estamos mudados al PH y conviviendo con la obra, menuda tarea. Si no nos volvemos las personas más pacientes del mundo con esto, no sé con qué lo haremos.Por ahora tenemos un cuarto habilitado para dormir, la cocina y el baño. A todo le faltan cosas por resolver todavía, pero ya está habitable, así que esta semana empezaron a trabajar en lo que será el living. Como tenemos todas nuestras cosas metidas en una habitación, aprovechamos mucho el patio, que a la nochecita es espectacular y por unos días más lo tendremos libre de bolsas de escombros.

Nuestro querido albañil se pegó una lumbalgia la semana pasada, entonces aprovechamos para adelantar tareas más pequeñas que estaban pendientes, como poner el espejo en el baño, el barral, la cortina y otros detalles.

P1050172

Los azulejos del baño me tienen embelesada, bien por la elección de comprar algo antiguo, sonrío cada vez que entro al baño, me encantan.

P1050165

La bañera se revistió con venecitas, que dieron un laburo bárbaro (y para mí fueron la principal causa de la lumbalgia del buen hombre).

P1050175

Aproveché para poner los herrajes del bajomesada y las alacenas. Al principio no me convencía mucho el hierro negro, pero creo que es el toque necesario para que la cocina no quede tan girly, dado que no cocino yo sola en ella.

P1050173

El aparador ya está casi listo, lo estoy curando con vinagre para sacarle el olor a humedad, aunque la madera está en buena forma, tenía mucho olor a encierro. Le puse los vidrios y me queda pensar algún tipo de manijita para abrir y cerrar, y ya puedo desembalar la vajilla de la tía, que está esperando en las cajas con ansias por lucirse.

P1050178

P1050177

Ya empecé a multiplicar un poco las plantas, tenemos mucho espacio aéreo, así que bienvenido el verde. Lo único malo es que hay un gato que merodea la terraza y hace pis en las plantas, estamos buscando la manera de ahuyentarlo, pero en general viene por las noches y nos deja su regalo aromático para que lo encontremos por la mañana.

¿Alguna vez vivieron en obra? ¿Cómo sobrevivieron? Se aceptan consejos!!! Buena semana para tod@s!!! Sabrina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s