Primavera ninja – Crítica literaria

Hola! Hoy les traigo algo completamente diferente. A veces es necesario dejar el serrucho, las madejas o el bastidor y tomarse unos matecitos al sol con un rico libro. Por eso invité a mi amiga del alma y recomendadora oficial de películas, libros y música, Celina Abud, para que nos recomiende a tod@s buen material de lectura.

libro terminado

Primavera Ninja – Luis Orani

Momofuku (Aquí pueden conseguir el libro)

La figura del “mìtico” que con aparente despreocupación logra volverse gigante en el imaginario colectivo en contraposición con la del “constructor de su propia imagen” es, sin duda, un tema literario. Uno de los ejemplos más recientes es el de la novela Limónov, de Emmanuel Carrère, en donde el escritor francés ubica al poeta ruso y fundador del Partido Nacional Bolchevique Eduard Limónov en el primer lugar y lo retrata como una especie de rockstar, mientras que se reserva para sí mismo el segundo lugar, el que envidia a esa figura, más allá de que los cánones de la literatura contemporánea le reservaran al francés y no al ruso un lugar privilegiado.

En Primavera Ninja, de Luis Orani – uno de los primeros títulos que edita la nueva editorial independiente Momofuku – también está presente este contrapunto, sólo que el escenario es la zona sur del Gran Buenos Aires, lugar en el que nacen un sinfín de bandas indies. Una de ellas es Doctor Batman, liderada por el “mìtico” Juano Díaz, quien muere de manera prematura en un accidente de ruta como muchos otros ídolos y se vuelve cada vez más grande en la cabeza de la gente. La otra es Arena, un conjunto que no corrió con la misma suerte, liderado por el “constructor de su propia imagen” Gustavo Roldán, quien a pesar de haberse convertido con el tiempo en un preciosista crítico de rock y de frecuentar la crema compuesta por anoréxicas starlets de la TV argentina, siguió con su amistad-enemistad hacia Juano, incluso después de su muerte. Al igual que Carrère, Roldán buscó convertirse en una especie de biógrafo de Juano, pero también en un protagonista testigo en los inicios de Doctor Batman.

La novela de Orani comienza cuando Martín Manca, un joven que empezó en la banda de Juano pero terminó por integrar Arena, se reencuentra con un viejo amigo, que lo vuelve a conectar con Roldán. Así, Primavera Ninja se va construyendo entre los relatos de Martín y las críticas de Gustavo publicadas en revistas y blogs.

Con el recurso del flashback y ayudado por un sinfín de bandas nacionales y extranjeras que no existieron nunca pero que bien podrían haberlo hecho, el autor narra cómo un grupo de amigos hacen música en tiempos de la crisis post 2001, mientras suenan de fondo los álbumes de Mao Zen Zoom, Los Tentáculos, Zangieff, The Meatball Club, Cachorro Piraña y Debi Das Dalas.

No faltan los relatos de las vacaciones gasoleras, las noches de dormir en la playa, las visitas a la cancha para ver los partidos del ascenso, las recopilaciones grabadas por las primeras novias y la búsqueda de una identidad musical que rememora a la primavera low budget de cuando se es joven.

Orani vive en Florencio Varela, es hincha de Quilmes y además de escribir, es miembro estable de la banda Rutamar Zombi Motel. Al leer este excelente libro, una pieza fundamental para todos los que gustan del buen rock, se pueden identificar todos los rasgos que presentan al autor. Con las bandas emergentes retrata las distintas maneras de hacer y promocionar música, que van desde los transes improvisados y mágicos que se difunden de boca en boca hasta los sonidos pulidos con ensayos frecuentes, descriptos con palabras complejas. A su vez, los datos de todas las fechas futbolísticas pueden ser chequeados por los obsesivos y recordados por los fanáticos. En las últimas páginas, el autor reconoce que “le gusta la gente”, algo que también demuestra en la riqueza de cada uno de sus personajes.

Primavera Ninja es presentada en su tapa como una “Biopic eléctrica de un héroe del ferrocarril provincial”. Pero más allá de los trenes, la propia novela es un viaje. Adentrarse en sus páginas es sumergirse en una locación, una época, en múltiples bandas que moriremos por escuchar y en diferentes vidas que querríamos vivir más allá de las imperfecciones. Sólo aquellos que escriben desde un lugar auténtico pueden causar ese catálogo de sensaciones. Por suerte, alguien así narró una novela sobre rock.

celina diy

Celina Abud, de profesión periodista, contempla a la escritura como el único camino posible. En la actualidad trabaja en la web del diario Ámbito Financiero y escribe notas de salud, estilo de vida,  música y reseñas literarias.  A su vez, trabaja en su primer libro de cuentos. Por  haber escuchado música desde la cuna, también canta.  En sus ratos libres piensa en las posibles bandas de sonido de todo lo que narra.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s